Congelamos la tarifa
Secciones
Galería de videos Noticias Autobox Manuales Anuncios
Video destacado
Limpiezas integrales.

Nuestra publicidad
Escucha nuestra cuña publicitaria en Cadena 100

Horario Autobox
De lunes a viernes
de 9:30 a 13:00
de 15:00 a 20:00

Sábado
de 9:30 a 13:30

PostHeaderIcon Bomba de Agua y Correa de Distribución

La bomba de agua, como su nombre indica es la encargada de mover el líquido refrigerante por el sistema. En ocasiones es aconsejable cambiarla antes de tiempo y Autobox te va a explicar porqué. La bomba de agua es un pequeño “bloque” que va atornillado, generalmente, al bloque motor. En la parte frontal lleva una polea donde es accionada por la llamada “correa auxiliar”. Esta correa suele mover el alternador, el compresor del aire acondicionado, la dirección asistida,etc. Pero en otras ocasiones la bomba del agua es accionada por la correa de la distribución, convirtiendo su mantenimiento un asunto mucho más delicado.

El mayor problema es que la bomba de agua tiene una vida entre 50.000 y 100.000 km (como todo, puede durar toda la vida sin fallos, pero no es habitual), mientras que algunos coches tienen el cambio de correa más allá de los 120.000 km. Montar una correa nueva en una bomba de agua vieja puede significar que la queden “dos días contados”, ya que la mayor tensión de la correa es mortal para unos rodamientos castigados. Por ello, siempre que la correa de distribución accione la bomba de agua, es recomendable cambiarlos en conjunto ya que una rotura de la bomba de agua puede ocasionar la destrucción de la correa de distribución (aunque esta sea nueva) y provocar una avería gravísima en el motor (doblado de válvulas e incluso rotura de pistones. Igualmente, algunos fabricantes no admiten usar una correa de distribución dos veces, por lo que si sustituimos la bomba de agua habremos de cambiar también la correa de distribución. De cualquier manera, la bomba de agua suele avisar con un tremendo ruido de rodamientos o con fugas de agua antes de su rotura catastrófica (bloqueo). Si se da el caso, rápidamente empezará a quemarse la correa de la distribución y dispondremos de unos segundos para parar el motor antes de provocar la temible avería.

Deja un comentario